• Nadia Abselam

Yoga: Lo que debes saber antes de empezar

Actualizado: 28 abr 2020


Puedes escuchar esta entrada en el Episodio 1 del Podcast La Nueva Tribu pinchado aquí

Existen personas que se acercan a la práctica de Yoga, porque han visto en otros notables cambios o bien alguien le ha contado que la práctica de Yoga es buena.

Pero...

  • ¿Qué es esto del Yoga, que se está poniendo tan de moda?

  • ¿Cuáles son sus orígenes?


En este post te hablaré del sistema filosófico de los Yoga Sutras, la base que sostiene y da sentido a la practica de Yoga.


 


El Yoga es una filosofía ancestral que nació en la India hace unos 5000 años. En aquel entonces, aquellos sabios se retiraban en busca de una conexión e interiorización, que poco tiene que ver con la manera en la que se practica Yoga hoy en día en occidente.

Y esto no es malo, la vida evoluciona y con ello también se va modificando nuestro alrededor para satisfacer las necesidades de la sociedad actual. Pero creo que es importante tener en cuenta los orígenes de esta disciplina porque, al menos para mi, le da mucho sentido a la práctica.

Cuando hablo de la práctica, no me refiero solo al rato que pasas sobre la esterilla moviendo el cuerpo o "meditando", me refiero a lo que te acompaña durante todo el día, desde que te despiertas hasta que te acuestas.

Por ello, quiero trasladarte las enseñanzas que he recibido sobre esta manera de ser y de estar en el mundo, ya que, si conocemos aunque sea un poco su origen, podremos entender mejor lo que hacemos o lo que podemos conseguir con la práctica constante de esta disciplina.


De la mano de Emilio Garcia Buendia, para mi uno de los mejores profesores de filosofía del Yoga que he tenido hasta ahora y la persona que me ha hecho comprender el origen de esta disciplina de una manera práctica y sencilla, quiero compartir contigo las enseñanzas contenidas en los Yoga Sutra de Patanjali, todo un tratado filosófico que todo practicante de Yoga debería conocer y que data de los primeros siglos de nuestra era, cuando surgen los “Sistemas filosóficos de la India”.

La autoría de los Yoga Sutras (aforismos) se le atribuye a Patanjali y está dividido en 4 libros.


A continuación vamos a ver qué nos dice sobre el Yoga y el camino a seguir para alcanzar la plenitud.


Definición de Yoga

En el libro 1, sutra 2, realiza una definición del concepto de Yoga como sinónimo de la detención de las oscilaciones o fluctuaciones de nuestros actos psíquicos hasta que quedan suspendidos o detenidos.


Esa será la meta u objetivo de la práctica del Yoga para los Yoga sutras.


Y ¿cómo se consigue esto?

Los Yoga Sutra de Patanjali también proporcionan el método o el medio para alcanzar dicha “meta” ( la de detener la actividad mental), en dos grandes caminos.


1. El recogido en el libro 1 que nos habla de dos conceptos:

La práctica intensa (abhyasa). La indiferencia hacia las cosas mundanas (vairagya)


2. El denominado Ashtanga Yoga, que pasaremos a detallaré más adelante.


Como has podido comprobar no hay secretos, todo se consigue por medio de la práctica y más práctica.


Piensa pequeñas situaciones que te hagan distraerte con facilidad por ejemplo cuando estudias, y eso aplícalo a una práctica de Yoga. Al fin y al cabo es lo mismo, si quieres por ejemplo aprobar un examen para obtener una titulación, necesitaras de abhyasa (estudiar y practicar intensamente) y de vairagya (deshacerte de todo aquello que te impida continuar y concentrarte).


 

Método del Ashtanga Yoga.


Éste método consiste en practicar los 8 pasos o partes que se muestran a continuación:


Quiero destacar que el paso 1 y 2 tiene que ver con los principios ético - morales, y son la base que sustentan el camino y la práctica de yoga


  • 1. YAMA

Dentro de Yama, encontramos las siguientes obligaciones, de NO HACER.

- Ahimsa: La no violencia. No injuriar ni dañar a nadie.

- Satya: veracidad. Ser sincero y honesto. No mentir.

- Asteya: no robar, no codiciar.

- Brahmacarya: castidad.

- Aparigraha: Renuncia a lo material.


  • 2. NIYAMA

Disciplinas individuales y actitudes hacia uno mismo. Obligaciones del HACER.

- Sauca: La pureza, rectitud, compasión.

- Santosa: contento 😊

- Tapas: La práctica ascética, fe.

- Svadhyaya: el estudio.

- Isvara pranidhara: La entrega a Isvara (una divinidad).


El método para conseguirlas es practicando su opuesto.


Antes de seguir hacia la tercera parte de este camino, quiero hacer un inciso para comentarte que los maestros dicen que uno siempre está volviendo al paso 1 y 2, es decir a Yama y Niyama. Según los sabios de la antigüedad, sin yama y niyama bien asentados, uno no podía avanzar en la práctica de Yoga.


Recordemos que avanzar en este camino supone llegar al Shamadi (ver la realidad tal y como es, sin palabras ni conceptos). Y si nos detenemos un momento en esto, tiene su lógica. Mi experiencia también la contempla así, puesto que, si la mente está agitada con perturbaciones o preocupaciones de cualquier tipo, y tus acciones y pensamientos no están en armonía, se nota en los pasos siguientes. Tu cuerpo en âsana mandará señales de que tu mente no está en calma, esto también afectará a tu respiración y a la capacidad de concentración.


Todo está interconectado


  • 3. ÂSANA (posturas, "ejercicio físico")

Un âsana es una postura estable y relajada (YS II -·46).


Para alcanzar su perfección se debe o disminuir el esfuerzo o fijar la atención en el infinito.

Y ahora que sabes esto, cuando estés en âsana, observa. Muchas veces nos empeñamos en querer llegar (no se a donde) y hacer lo que has visto, bien sea en el profesor/a o en la persona que tienes al lado. Aunque sea con dolor, temblor o sufrimiento, y aunque tu cuerpo te está gritando ¡por ahí no!.

Este Sutra (aforismo) nos invita a percibir, ajustar y deshacer según nuestras necesidades y según cómo nos encontremos ese día.


Recuerda que tu cuerpo no está todos los días igual y debes poner atención a esas señales y ajustar cada postura a tus sensaciones, ya que esa va a ser tu "práctica perfecta", consciente y responsable.


  • 4. PRANAYAMA (el control del flujo respiratorio)

Consiste en la interrupción del proceso de inspiración y espiración.


Y al igual que en las âsanas, antes de realizar cualquier técnica de pranayama, sobre todo si no la has practicado antes, es interesante pararse a observar e ir progresivamente explorando cómo es tu respiración, desde dónde se produce, qué ritmo tiene, ya que es información valiosa que recibes sobre tu estado psicofísico.


  • 5. PRATYAHARA (aislamiento sensorial)

Se define como la desconexión de los sentidos respecto a los objetos que le son propios a cada uno de ellos.


Un ejemplo de pratyahara es ese momento en el que estamos leyendo un libro tan concentrados que no prestamos atención a los estímulos externos y a veces ni nos damos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor porque estamos muy metidos en la lectura. En el momento en que simulas leer con la oreja pegada a lo que está diciendo el de al lado… ya estás fuera de este estado 😊.

Puedes aplicar esto a tu práctica, ya sea sentado o en movimiento.


 

Y antes de continuar, quiero comentarte que los tres últimos pasos pertenecen al denominado SAMYAMA y trata de un trabajo mental.

 

  • 6. DHARANA. (Concentración)

Se basa en focalizar la atención en un punto o lugar, ya sea interno o externo. De este modo la atención deja de fluctuar, quedando ligada a un lugar.


  • 7. DHYANA. (Meditación)

No es más que la continuación de la fijación de la atención sobre el objeto elegido o representación mental. Es decir, la continuación del paso anterior (dharana).


A través de la focalización de la atención en un punto durante un largo periodo de tiempo, de manera constante y mantenida, donde te aíslas de cualquier distracción para centrarte en una sola cosa, puedes alcanzar el estado meditativo.

Te podrá parecer que es similar al punto anterior, pero en este caso, lo que se añade es el hecho de permanecer o mantener ese estado de manera continuada para entrar en meditación.


  • 8. SAMADHI (es un estado mental)

Se puede considerar como aquel acto psíquico en el que desaparece la dualidad “sujeto – objeto” en el acto de percibir.


Se encuentra definido en YS I, 41 y en YS II, 3 y constituye el resultado de la práctica constante.

A los que alcanzan este estado se les denomina seres iluminados. Buda era una persona que alcanzo ese estado de Samadhi o de Nirvana.

En nuestro mundo actual, lleno de sobre-estimulación, distracciones varias y apegos a cosas mundanas y materiales, es muy complicado poder llegar a palpar un estado como el de Samadhi, donde nuestras ondas mentales quedan suspendidas y por ende alcanzamos un estado de calma absoluta.


Pero, aunque uno no consiga llegar al nivel del “Ser Iluminado”, es muy interesante actuar sobre esta línea, porque nos proporcionará un estado de calma, claridad mental y bienestar.


Para mí, estar en calma, es estar Feliz

 

Dicho esto, tal vez esperabas que el contenido de este post hablara de posturas de yoga y sus beneficios con los cuales empezar tu práctica, pero he de decirte que para mí, esta es la base del camino al bienestar y el comienzo hacia el descubrimiento de uno mismo a través de las técnicas y práctica que nos enseña el Yoga.



Todo lo demás es MAYA (ilusorio)


Namasté






Nadia Abselam

www.yogabynadia.com

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo